La resiliencia en el trabajo

12:52

Es casi un hecho que las personas van a encontrar dificultades en su ambiente de trabajo, por lo que su capacidad para seguir adelante y encontrar soluciones diferentes y eficaces son parte esencial de un desempeño satisfactorio. A muy grandes rasgos, la resiliencia se refiere a esto último. Por lo tanto, resulta de gran utilidad e importancia conocer cuán resilientes son los empleados que forman parte de una compañía y, si fuera necesario, desarrollar este aspecto en ellos.
La resiliencia se refiere a la capacidad de una persona de superar las adversidades a la vez que es lo suficientemente flexible para adaptarse a los cambios de una manera creativa. Así, una dificultad se convierte en una oportunidad de aprendizaje, crecimiento y desarrollo.
Para ser más precisos, lo más notable de las personas resilientes es su habilidad de no enfocarse en sus sentimientos negativos, sino en los problemas. Una vez concentrados en los problemas, se esfuerzan por resolverlos. Según la Fundación de Psicología de Canadá, se trata de personas con recursos de diferentes tipos:
  • sociales, que pueden solicitar ayuda o consejos a otras personas;
  • emocionales: que entienden los sentimientos propios y ajenos;
  • competencias: son personas calificadas para resolver los problemas;
  • optimismo: un enfoque que permite prepararse para lo peor pero esperando lo mejor;
  • habilidades de superación: estrategias para lidiar con el estrés y la frustración;

Importante en cualquier nivel
Tanto las personas que ocupan puestos de mando como las que trabajan en cargos operativos, absolutamente todos los integrantes de una organización, debieran desarrollar su capacidad de resiliencia. Sin importar el rol que se cumpla en una empresa, el estrés, las dificultades y los cambios siempre van a estar presentes. La resiliencia será fundamental a la hora de superar los obstáculos.

Cómo fomentar la resiliencia
El primer paso para desarrollar esta capacidad en quienes forman parte de la empresa es realizar una medición, a manera de diagnóstico. En caso de contratar nuevo personal, incluir entre los métodos de evaluación alguno que ayude a conocer cuán resiliente es una persona. En esta etapa, el PDA Assessment ayuda a que conozcamos el perfil conductual de la persona y así trabajemos en pos de profundizar o lograr su resiliencia.
Una vez que se conoce el estado actual y las necesidades específicas de la situación se puede proceder a crear un plan de acción que se base en la información obtenida a través del Reporte PDA.
De manera muy general, las estrategias que algunas empresas han utilizado para promover la resiliencia son:
  • favorecer el contacto directo entre cada uno de los empleados de la organización, promoviendo la cooperación, la convivencia y el apoyo mutuo;
  • crear políticas que sean aceptadas por todos;
  • establecer objetivos claros y posibles de alcanzar que favorezcan el compromiso con la empresa;
  • tener en cuenta las opiniones de todos a la hora de tomar decisiones;
  • otorgarle a las personas cierto grado de libertad para la resolución de problemas;
  • crear y poner en práctica programas para enseñar a lidiar con el estrés.

Como expresamos anteriormente, la resiliencia es fomentar la adaptación a la vez que se crea un ambiente de trabajo positivo en el que se intenta disminuir, en la medida de la posible, las fuentes de estrés.
Nos interesa conocer tu experiencia, ¿cómo has detectado la resiliencia en las organizaciones? ¿Cómo ayudas a las personas a trabajar su resiliencia?

You Might Also Like

0 comentarios

Entradas más populares

Sobre nosotros

Clientes