Qué hacer o quién ser? El futuro en tus manos

16:00

"El futuro está oculto detrás de los hombres que lo hacen". Anatole France



Las nuevas tendencias en la orientación vocacional se definen como la manifestación comportamental del pensamiento conductual de los jóvenes, que se adquiere a través de su medio social. El enfoque conductual cognitivo es prioritario para la creación de la vocación en jóvenes. Los indicadores cognitivos aportan información para caracterizar el resultado de la adaptación a diferentes patrones. 

Estos comportamientos son los necesarios para el estudio de la orientación vocacional, condicionado por factores que se articulan con el núcleo familiar, social y económico. La conducta vocacional es definida como la tensión entre la satisfacción de las necesidades sociales productivas.

En la actualidad la orientación vocacional debe entenderse como una intervención de las necesidades. Por ello se requiere contribuir  al desarrollo de las capacidades que les faciliten a estos jóvenes la toma de decisiones, identificando así las dudas, valores, conociendo ofertas vocacionales y educativas atractivas según sus necesidades. Colaborar con el contacto que tengan los jóvenes con el mundo laboral podría facilitarles la inserción a su inserción laboral.

Es indispensable que en este proceso de guiar a los jóvenes se incluyan las nuevas tecnologías que faciliten los procesos de selección de carrera profesional con la finalidad de mejorar su calidad de vida. En este sentido los procesos de aprendizaje, y las dificultades de adaptación han sido focos de atención y el autoconocimiento pasa a ser el actor principal de este proceso.

Los problemas de la formación vocacional y la orientación profesional, son situaciones aún no resueltas satisfactoriamente en el sistema educativo.    
 
La teoría de Ginzberg: plantea que los intereses cambian y evolucionan con la edad, así las teorías actuales del desarrollo vocacional postulan que las conductas de la elección maduran a medida que el individuo crece. Este relaciona el yo en funcionamiento con el desarrollo del proceso de elección, identificando algunas de las tareas que enfrenta el adolescente al decidir una vocación, especificando las presiones que dificultan el cumplimiento de estas tareas, y describiendo los apoyos disponibles para soportar las presiones. Así también, postergando la necesidad de gratificaciones que tiene presente, entre otras tareas.

En definitiva, la vocación permite dar respuesta a las interrogantes profundas que guarda relación con el sentido de la existencia. Todas las actividades realizadas por el ser humano responden básicamente a una vocación y a esto nos referíamos en nuestro artículo “Orientación Vocacional, en busca del futuro”, la vocación es un proceso en el cual encuentras una actividad que te apasiona realizar, son acciones personales y compartidas, es decir, lo que quieres, los intereses, tus habilidades, el contexto social en el que vives e incluso los lineamientos dentro de tu círculo familiar.

En PDA International buscamos colaborar con la formación de los jóvenes, impulsándolos a ser protagonistas de su futuro.

You Might Also Like

0 comentarios

Entradas más populares

Sobre nosotros

Clientes